martes, 20 de enero de 2015

Alejandria, El Faro.

Holaa!!!  Se que os dije que volvía a la carga por aquí después de las navidades, pero me fue imposible preparar cosas para este blog. Pero ahora ya si tengo cositas para contaros.
El post de hoy Sigue con la temática de Alejandría pero en este caso os hablo de su famoso Faro.

El Faro de Alejandría fue una torre construida en el siglo III a. C. en la isla de Faro en Alejandría,
Egipto, para servir como punto de referencia del puerto y como faro. Con una altura estimada entre 115 y 150 metros. Fue una de las estructuras hechas por el hombre más altas durante muchos siglos, y fue identificada como una de las Siete maravillas del mundo por Antípatro de Sidón. Sería derribado por los efectos de un terremoto a principios del siglo XIV.
Recreación de Faro.

Fue construido por el arquitecto Sóstrato de Cnido por orden de Ptolomeo I en la isla de Faro, frente a Alejandría. Consistía en una gran torre sobre la que una hoguera nocturna marcaba la posición de la ciudad a los navegantes, dado que la costa en la zona del delta del Nilo es muy llana y se carecía, por tanto, de cualquier referencia para la navegación marítima.

Su altura alcanzaba los 134 metros y en su construcción se utilizaron grandes bloques de vidrio que fueron situados en los cimientos para evitar la erosión y aumentar la resistencia contra la fuerza del mar. El edificio, erigido sobre una plataforma de base cuadrada, era de forma octogonal y estaba construido con bloques de mármol ensamblados con plomo fundido. En la parte más alta un gran espejo metálico reflejaba la luz del sol durante el día, y por la noche proyectaba la luminosidad de una gran hoguera a una distancia de hasta cincuenta kilómetros.

Junto con el Mausoleo de Halicarnaso, el faro logró sobrevivir intacto todo un milenio. Sin embargo, fue severamente dañado por los terremotos de 1303 y 1323 hasta el punto de que el avezado viajero árabe Ibn Battuta escribió que le había sido imposible entrar en las ruinas.


Moneda antigua con el Faro.
Los restos desaparecieron en 1480 cuando el sultán de Egipto Qaitbey empleó los bloques pétreos de
las ruinas para construir un fuerte.

En la actualidad existe un proyecto de reconstrucción del faro, propulsado por varios países de la Unión Europea como Francia, Alemania, Italia y Grecia, que están dispuestos a incluir el Faro en el ambicioso proyecto Medistone, concebido para recrear y conservar los monumentos arquitectónicos de la época ptolomea.





¡Un Saludo!
Ana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario