jueves, 10 de agosto de 2017

Venecia: Palacio Ducal de Venecia.




Holaa!! Después de este nuevo parón, vuelvo por fin por aquí y espero que duré y no haya pronto un nuevo parón...
Os sigo hablando de lugares de Venecia como podéis ver en el titulo del post.

Aquí os dejo en anterior post: Venecia: Plaza de San Marcos.


El Palacio Ducal de Venecia esta situado en el extremo oriental de la Plaza de San Marcos, es uno de los símbolos de la gloria y el poder de Venecia. Es Edificio de estilo gótico, sus dos fachadas más visibles miran hacia la laguna de Venecia y la plaza de San Marcos. El palacio fue residencia de los dux, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República de Venecia.

El palacio, de forma cúbica, es como un gran bloque de mármol dorado por el sol. La planta baja y el piso principal tiene una galería o pórtico, más arriba, el muro liso, con solo grandes ventanas espaciadas en el paramento, presenta una decoración de tablero de mármol rosado y blanco. El pórtico de la planta baja se apoya en treinta y seis columnas con ricos capitales decorados pertenecientes a los siglos XIV y XV. En las esquinas del palacio varios grupos escultóricos representan de izquierda a derecha el Juicio de Salomón, Adán y Eva, y Noé ebrio. La galería superior, abierta posee 71 columnas rematadas con óculos cuadrilobulados.
La entrada principal recibe el nombre de Porta della Carta porque en ella se exponían los decretos oficiales; es de estilo gótico flamígero de 1442 y presenta en el tímpano un león de San Marcos ante el que se arrodilla el dux Foscari.
La fachada principal del patio es una obra renacentista, con una extraordinaria decoración escultórica y una sucesión de arquerías y la ornamentación a base de pilastras, frisos y óculos. Los pozos con brocal de bronce son del siglo XVI.

Junto al pórtico Foscari se halla la pequeña fachada del Reloj, realizada en 1615 por Monopola. A su lado y encima del pórtico se alza un edificio del siglo XV coronado con pináculos que sostienen estatuas. En un extremo del pórtico se abre la conocida escalera, Scala del Giganti, con esculturas de Sansovino que representan a Marte y Neptuno.

Fue erigido presumiblemente entre los siglos X y XI sobre la base de un núcleo central fortificado, constituido por un cuerpo central y torres en las esquinas; alrededor de dicho núcleo se desarrolló la que es una de las obras maestras del gótico veneciano. La primera gran reestructuración, que transformó la fortaleza originaria en un elegante palacio ya sin fortificar, se llevó a cabo en el siglo XII por el dux Sebastiano Ziani. Una nueva ampliación fue realizada a finales de 1200.

Durante el gobierno de Bartolomeo Gradenigo, 1339–1342, el palacio empezó a adquirir su forma actual. Una ampliación de 1424 debida al dux Francesco Foscari extendió el palacio por el lado de la Basílica de San Marcos. Un añadido importante, la Porta della Carta, proyecto de los arquitectos Giovanni Bon y Bartolomeo Bon fue terminado en 1442.

La parte interna. la que da a la parte del canal de Palacio y termina en el Ponte della Paglia  y que hospeda los apartamentos del Dux, fue edificada después del gran incendio de 1483 según el proyecto del arquitecto Antonio Rizzo. Sucesivos embellecimientos, como la Scala dei Giganti, se alternaron con incendios devastadores durante todo el siglo XVI. Precisamente uno de estos siniestros propició la creación del principal tesoro del edificio: la gigante Crucifixión de Tintoretto, pintada para sustituir un mural dañado en un incendio.

A principios del siglo XVII, fueron añadidas las llamadas Prigioni Nuove, más allá del canal, por obra del arquitecto Antonio Contin. Este nuevo cuerpo de fábrica, que sería la sede de los Signori di notte al criminal, magistrados encargados de la prevención y represión de los delitos penales, fue conectado al Palacio mediante el Puente de los Suspiros, cruzado por los condenados en su camino a las nuevas prisiones.

Después de la caída de la República de Venecia en 1797, el Palacio no se utilizó ya como sede del príncipe y de las magistraturas sino que fue acondicionado para albergar oficinas administrativas. Las prisiones, llamadas i Piombi a causa del revestimiento en ese material del tejado, conservaron su antigua función. Tras la anexión de Venecia al Reino de Italia, el palacio sufrió numerosas restauraciones, y en 1923 fue finalmente destinado a museo, función que conserva hoy día.

De acuerdo con la ley de gravedad, lo más pesado debe cargar lo más leve. Se esperaría, entonces, que la masa del edificio hubiera sido construida directamente sobre el suelo y que las ojivas estuvieran arriba.

Sin embargo, construido y distribuido como lo fue, el edificio está calculado con tanta inteligencia que de ninguna manera produce una sensación de inestabilidad o fragilidad.

Por el contrario, las columnas dan la impresión de cargar sin esfuerzo la gran construcción, que rehusándo a posarse en tierra parece estar suspendida en el aire y es soportada por dos columnas de ojivas magníficas.


Aquí os dejo algunas fotografías que hice:








Espero que os haya gustado el pos.
¡Un Saludo!
Ana.

11 comentarios:

  1. ¡Hola! Venecia me tiene completamente enamorada desde que fui hace muchos años.. estoy deseando volver! Recuerdo haber ido de viaje de fin de curso en el instituto y quedé alucinada con il Palazzo Ducale, es precioso! Me ha gustado mucho leer tu post porque había muchas cosas que no recordaba después de tantos años! La Piazza San Marcos es preciosa!

    ResponderEliminar
  2. Estuve en venecia hace años y me encantó, me pareció que te teletrasportaba a otro mundo. En concreto, el palacio ducal me pareció una de las mejores piezas que tiene la ciudad, realmente es una joya de la arquitectura italiana ♥
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
  3. Es un bellizimo lugar. Planeó visitarlo.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!que envidia! Yo nunca he estado en Venecia y no por falta de ganas!!El palacio que nos enseñas me parece precioso, visto en persona tiene que ser impresionante! Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Un lugar al que sin duda deseo conocer algún día. Las fotos son hermosas y gracias por todo lo que nos has contado del palacio. Espero algún día poder contar yo que estuve allí. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es una estructura exquisita el palacio ducal. Para visitar, recordar y admirar. Lo agregó, como pendiente para acudir personalmente.

    ResponderEliminar
  7. Nuevo comentario porque olvidaba, mencionar que por éstos días sigo, encantada con el pueblo de Colmar que pertenece a territorio frances. Quizás lo visitaste ya o no. Dicen es la pequeña Venecia.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra un montón encontrar post de viajes de lugares donde sí he estado, porque sino se me ponen los dientes muy largos jaja Creo que me voy a rebuscar en mi archivo fotográfico a ver cuándo estuve en Venecia, ha llovido un poquillo desde entonces. No recordaba la historia del palacio ducal, así que gracias por compartirla, te has documentado muy bien, bss!

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito!! La verdad es que es uno de los pendientes sin duda en mi lista de viajes. Conozco Roma, pero Venecia es una ciudad mágica que te ofrece delicias arquitectónicas como la que nos muestras. Espero poder visitarlo pronto. Gracias por la información al respecto y las fotografías.

    ResponderEliminar
  10. Wow!! Qué lindo se ve Venecia. Está en mi lista de gustes para ir muy pronto, y ver este post me ha ilusionado más. Qué buenas fotos del palacio Ducal. Tiene mucha historia y parece que le ha pasado de todo, impresionante que pasados los siglos se mantenga tan imponente y deslumbrante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Venecia es un lugar que siempre me ha llamado la atención, el Palacio Ducal tiene una arquitectura maravillosa, no conocía la historia de este lugar gracias por compartir este viaje con nosotros.

    ResponderEliminar