jueves, 21 de abril de 2016

Dubronik, Croacia. Parte 3.



Holaa!!! Hoy os sigo hablando un poquito más sobre Dubrovnik, en este caso de sus Murallas.

Aquí os dejo la primera y segunda parte:
Parte 1-

Parte 2.


Las Murallas de Dubrovnik, son una serie de muros defensivos de piedra que han rodeado y protegido a los ciudadanos de la, más tarde proclamada, ciudad-estado marítima de Dubrovnik, situada en el sur de Dalmacia. Con numerosas adiciones y modificaciones a lo largo de su historia, ha sido considerada una de las grandes fortificaciones de la Edad Media, ya que nunca fue violada por un ejército hostil durante este período de tiempo. En 1979, la ciudad vieja de Dubrovnik, que incluye una porción sustancial de las antiguas murallas de Dubrovnik, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los más antiguos sistemas de fortificaciones alrededor de la ciudad eran, probablemente, empalizadas de madera. Hoy en día las murallas de la ciudad conservadas son las construidas, principalmente, entre los siglos XII y XVII, sobre todo una doble línea, que ha sido durante mucho tiempo una fuente de orgullo para Dubrovnik. Las paredes realizan un recorrido ininterrumpido de aproximadamente 1 940 metros de longitud, que rodea la mayor parte de la ciudad antigua, y alcanzan una altura máxima de unos 25 metros. La mayor parte de los muros existentes y fortificaciones fueron construidos durante los siglos XIV y XV, pero se han ampliado y fortalecido continuamente hasta el siglo XVII.5 Esta compleja estructura, se encuentra entre las mayores y más completas de Europa. Protege la libertad y la seguridad de una sociedad “civilizada” y “sofisticada” república que floreció en paz y prosperidad durante cinco siglos. Los muros fueron reforzados por tres torres circulares y catorce cuadrangulares, cinco bastiones, dos grandes y angulares fortificaciones y la Fortaleza de San Juan.

Las paredes fueron adicionalmente reforzadas por nueve bastiones pequeños y semicirculares y el Fuerte Bokar, la fortaleza más antigua conservada de este tipo en Europa. El foso que corría alrededor de una sección exterior de las murallas estaba armado con más de 120 cañones, que hacían magnífica la defensa de la ciudad.

Dubrovnik se fundó para unir dos pequeñas ciudades: Laus que estaba en una pequeña isla al sur de la costa dálmata y Dubrava un asentamiento eslavo en una colina.

La construcción de las primeras murallas de roca caliza alrededor de la ciudad comenzó a principios de la Edad Media, hacia el final del siglo VIII, pero las viejas leyendas dicen que una especie de castillo existía en la península bastante tiempo antes de eso. Es cierto que la antigua ciudad en la isla Laus estaba rodeada de murallas defensivas, probablemente, sobre todo por empalizadas de madera. El hecho de que Dubrovnik sobreviviese quince meses después de la invasión de los sarracenos, en el siglo IX, demuestra lo bien que fue fortificada la ciudad.

La primera expansión de la ciudad fue hacia la zona oriental de la isla, entonces deshabitada, lo cual explica que el nombre actual de la parte sureste, cerca de la Fortaleza de San Juan, sea "Pustijerna". El nombre Pustijerna viene del latín post terra, que significa fuera de la ciudad. En los siglos IX y X, la muralla defensiva rodeaba la parte este de la ciudad. Cuando el canal que separaba la isla del continente se rellenó de tierra, en el siglo XI, la ciudad se fusionó con el asentamiento, y pronto, un único muro fue construido alrededor del actual centro de la ciudad.

Durante este mismo período de tiempo, Dubrovnik y sus alrededores fueron descritos como una parte de la entidad croata, en una de las obras del «famoso» geógrafo árabe Abú Abdalá Mohamed al-Idrisi. En su libro Nuzhat al-Mushataq fi ikhtiraq al-afaq, en español: Alegría para los que deseen navegar en el mundo entero, de 1154, menciona a Dubrovnik como la ciudad más austral del “país de Dalmacia”. En esa época, mediados del siglo XII, se levantan las primeras murallas en la pendiente de la montaña.

Al principio del siglo XIII surge la idea de una Placa, mezcla de plaza y calle, que recogiese todas las calles perpendiculares en ella. La distribución urbanística de la ciudad data de 1292, cuando fue reconstruido el puerto tras un incendio, toda estaba incluida en el amurallamiento en el siglo XIII, con excepción del monasterio dominico, que quedó bajo su protección más tarde, durante el siglo XIV.

Las murallas de la ciudad se han conservado hasta la actualidad, no sólo por la capacidad técnica de los trabajadores de la construcción y el cuidado constante proporcionado por los habitantes de la ciudad que mantuvieron y reconstruyeron las estructuras cuando fue necesario, sino también por la brillante diplomacia de Dubrovnik, que consiguió en muchas ocasiones evitar que los enemigos de la República de Ragusa adoptasen medidas peligrosas para con ellas.

El aspecto actual de los muros se definió en el siglo XIV, después de que la ciudad obtuviera su plena independencia respecto a la soberanía de la República de Venecia, pero el auge de su construcción duró desde el principio del siglo XV hasta la segunda mitad del siglo XVI. Que fueran construidas muy sólidamente fue un gran beneficio, pues los muros, en su mayor parte, no sufrieron daños en el catastrófico terremoto de 1667. El mayor estímulo para el desarrollo continuo, las reparaciones de emergencia y las construcción de las fortalezas de Dubrovnik, fue resultado del miedo a un ataque sorpresa por parte de las fuerzas militares de Turquía, especialmente después de la conquista de Constantinopla en 1453. La ciudad estuvo también en peligro constante por los ataques de los venecianos. Durante siglos la gente de Dubrovnik fue capaz de conservar su ciudad-república gracias a hábiles maniobras entre Oriente y Occidente. Un estratégico tratado con Turquía prolongó la libertad de Dubrovnik y mantuvo la oportunidad de un importante papel comercial entre el Imperio otomano y Europa.

Las murallas forman un imaginario polígono irregular, aunque con los lados no rectos, de cuatro lados con las cuatro esquinas protegidas por un total de cinco fortalezas, tres de ellas incrustadas en los muros. En el norte se encuentra el fuerte circular Torre Minčeta, en el lado este del puerto de la ciudad está la aislada Fortaleza Revelin, la entrada y lado occidentales de la ciudad están protegidos por el Fuerte Bokar y el Fuerte de San Lorenzo, aislado, y el amplio y complejo Fuerte de San Juan situado en el lado sudeste de la ciudad que cierra la bocana del puerto.

Las murallas exteriores protegen la ciudad de las incursiones por tierra. La muralla principal en el sector exterior tiene entre cuatro y seis metros de espesor y en ciertos lugares, llega hasta 25 metros de altura. Las murallas exteriores se extienden desde el Fuerte Bokar en el oeste, hasta la fortaleza independiente Revelin en el este. En el sector del exterior, la muralla está protegida con una cadena anexa de paredes inclinadas, que apoyaban a la defensa, especialmente contra el fuego de artillería, sobre todo frente a posibles ataques otomanos.

La ciudad cuenta con cuatro puertas históricas: dos que conducen al puerto y dos que conducen a la ciudad nueva. Durante el período de tiempo en que el Imperio austríaco controlaba la ciudad, dos puertas más se abrieron en la muralla.

La comunicación de la ciudad con el exterior se mantuvo a través de dos puertas principales fuertemente protegidas, una colocada en el lado oeste de la ciudad y la otra situada en la parte este. Estas entradas se construyeron de manera que las comunicación con la ciudad no pudiera llevarse a cabo directamente, quien quisiera traspasarlas tenía que entrar a través de múltiples puertas y caminar por un intrincado pasillo, pasillo de liquidación, lo cual es evidencia de las medidas de seguridad tomadas como una última defensa contra la posibilidad de una brecha sorpresa o la entrada de visitantes inesperados.

La Puerta de Pila, o Puerta de Pile, es un complejo fortificado, con varias puertas, y defendido por el Fuerte Bokar y el foso que corría alrededor de la sección fuera de los muros de la ciudad. En la puerta de entrada a la ciudad antigua, en el lado occidental de las murallas exteriores, hay un puente de piedra entre dos arcos góticos, que fueron diseñados por el prestigioso arquitecto Paskoje Miličević Mihov en 1471. Ese puente se conecta con otro puente, un puente levadizo de madera, que aún puede ser levantado.28 Durante la época de la república, el puente levadizo de madera de la Puerta de Pila era levantado cada noche con considerable pompa, en la ceremonia se entregaban las llaves de la ciudad al rector de Ragusa. En la actualidad, se extiende por un foso seco cuyo jardín ofrece un descanso de las multitudes. Por encima de los puentes, sobre el arco de la puerta principal de la ciudad, hay una estatua del patrón local: San Blas, con un modelo de la ciudad renacentista.

En el lado este de las murallas exteriores, se encuentra la segunda entrada principal a la ciudad, la Puerta de Ploča. Está protegida por la fortaleza Revelin. Están conectados por un puente levadizo de madera y un puente de piedra que abarca un foso de protección. La puerta exterior de Ploca fue diseñada y construida por el arquitecto Mihajlo Hranjac en 1628, mientras que los dos puentes a la Fortaleza Revelin se construyeron en el siglo XV por Paskoje Miličević. Milicevic también diseñó los puentes de la Puerta de Pila, lo que explica las similitudes entre los puentes. Sobre el puente, al igual que con la Puerta de Pila, se encuentra la estatua de San Blas, el santo patrono de Dubrovnik.

La Puerta de Buža se encuentra en el lado norte de las murallas exteriores. Esta puerta es relativamente nueva, en comparación con las otras, ya que fue construida durante la primera década del siglo XX.

Las murallas marítimas principales se extienden desde el Fuerte Bokar en el oeste, al Fuerte de San Juan en el sur, y a la fortaleza Revelin en la parte exterior.8 Estas paredes son de 1,5 a 5 metros de espesor, dependiendo de su ubicación y su importancia estratégica. El objetivo de estos muros fue ayudar a la defensa de la ciudad de los ataques por el mar, en particular de la República de Venecia, que se consideraba con frecuencia una amenaza para la seguridad de Dubrovnik.

En la reconstrucción de este tramo de las murallas en el siglo XVI, se agregó el Fuerte Mrtvo zvono en el punto más saliente para mejorar la defensa. Esta fortificación, también, fue diseño de Paskoje Miličević que le dio forma oval y lo dotó de troneras para defender los ataques por el mar.


Como ya se estaba haciendo un pco largo continuo con ello la semana que viene.
Espero que os haya gustado.
Un Saludo!
Ana.

6 comentarios:

  1. No tenía ni idea de todo esto así que esta bien aprender cosas nuevas

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. Gracias por comentar. Un besoo!!

      Eliminar
  2. Como lo describes tiene que ser un lugar precioso y digno de visitar. Me lo apunto para las vacaciones, que estamos sopesando mi pareja y yo ir :) Genial post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Es una isla preciosa!! Gracias por comentar. un besoo!!

      Eliminar
  3. ¡quiero saber más! la semana que viene vuelvo a por la segunda parte. Me gustaría muchísimo visitar Dubronik, tiene que ser preciosa esa zona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste!! Gracias por comentar. Un besooo!

      Eliminar